BRASIL: ¿HACIA LA INTEGRACION SOCIALISTA?

Ruben A. Ricardo

Brasil podría estar hoy en una peligrosa ladera inclinada hacia el abismo socialista-comunista. Prueba al canto: inmediatamente de la toma de posesión de la Presidencia del Brasil por Luiz Inacio Lula da Silva, las dos primeras entrevistas largas que tuvo fueron las siguientes:

Primera: Desayuno con el Presidente de Venezuela, Hugo Chavez, con una larga y extensa conversación.

Segunda: Cena, comida con el tirano totalitario comunista de Cuba, Fidel Castro, con una extensiva conversación y elaboración de planes comunes en varias horas de conversación.

Estas dos entrevistas constituyen elocuentes muestras de hacia donde podría marchar Lula en el Brasil.

Lula ha sido y es un prominente miembro del Foro de Sao Paulo, organismo creado precisamente para la socialización-comunización de toda la América, de cuyo organismo forman parte prominentes comunistas de América, de Europa y del mundo, y en forma relevante el régimen totalitario comunista de Castro, y cuyo Foro de Sao Paolo se ha reunido en Cuba, presidido por el tirano totalitario comunista, quien es uno de sus líderes principales.

Lula, además de abrazarse efusivamente con Castro, ha hecho grandes elogios a la revolución comunista, señalándola como un faro para los países de América.

Es muy importante que en Brasil tengamos en cuenta el proceso de comunización de Cuba.

También Lula elogió en Chile al Presidente Allende, de inclinación socialista-comunista.

El Foro de Sao Paulo se reunirá en Brasil próximamente.

Cuando al principio del régimen de Castro en Cuba lo acusaron de comunista, el lo desmintió y dijo que su "régimen era tan cubano como las palmas" y así lo estuvo negando hasta que tuvo en sus manos el dominio total del país, con la eficiente colaboración del comunismo internacional.

Un prominente Obispo católico de La Habana, Cuba, dijo que aquella revolución de Castro era cristiana. Castro utilizó al Obispo católico y después que ya no le servía lo expulsó del país y desde entonces vive en el exilio ese ingenuo Obispo, quien de buena fe dijo lo que tanto ayudó a Castro en la comunización de Cuba.

Lula en Brasil podría tomar el mismo rumbo. Algunos dicen anticipadamente que ya lo está tomando y ratificando que su régimen, aunque distinto a los anteriores, no es comunista, sino que, según observadores, marcha hacia el socialismo. Las apariencias engañan, en Cuba engañaron a la mayoría del pueblo, esperamos que en el Brasil de Lula no ocurra el mismo fenómeno, para el bien de Brasil y de América.                        [Volver]